Cuanto vale tu tiempo

telefonosdetaxis es

Dicen que lo más valiosos es el tiempo, por ser un recurso que no se puede recuperar. ¿Pero hemos calculado cuánto vale el nuestro? No se trata se especificar cifras y poner expresiones numéricas, pero es importante determinar qué tanto provecho podemos sacar haciendo una u otra actividad.

Por ejemplo, ¿en un fin de semana qué resulta más conveniente? ¿Quedarse durmiendo, viendo películas y detrás de un monitor jugando?, ¿o realizando un curso para formarse en un oficio, quizá aprender un nuevo idioma, o cualquier otro proceso de aprendizaje?

A simple vista podríamos decir que la educación es una mejor inversión, y en efecto lo es, pero siempre hace falta incluir varios tipos de actividades a nuestra existencia. Esto quiere decir no podemos pasarnos toda la vida, trabajando o estudiando, tan solo porque es lo más productivo. Hay que incluir momentos de ocio para lograr un equilibrio.

Lo que hagamos a favor de nuestra salud, o para reforzar nuestros lazos con familiares y amigos, también es beneficioso y tiene su valor intrínseco. Claro está, que tampoco se trata de ocupar la mayor parte de nuestro tiempo libre a la diversión, aunque sea realmente tentadora esa idea.

En dónde debemos ahorrar tiempo

¿Partiendo del hecho de que el trabajo, el deporte, los estudios e incluso el ocio, es beneficioso, en dónde deberíamos ahorrar tiempo para no desperdiciar instantes que puedan ser mejor aprovechados en otras cosas?

Actualmente, en la era digital, en la cual podemos acceder a información, bienes y servicios de manera online, hay que calcular lo que implica salir a recorrer las calles, gastar en transporte, dejar de hacer otras cosas. En ese caso sí estaríamos hablando de pérdida de tiempo y además de dinero.

Otro caso, que puede prestarse a un debate, es el tipo de transporte que se utilice para desplazarse de un lugar a otro, si usar un medio de transporte propio, el cual conlleva un gasto natural del vehículo, el coste del combustible y que mientras se maneja no se deberían hacer tareas simultáneas.

Por su parte, con el transporte público, no se incurre en las objeciones mencionadas anteriormente, pero estos no se movilizan a nuestro antojo, el periodo de espera puede hacerse largo, las rutas no siempre están acordes a nuestras necesidades y en ocasiones hay que tomar varios, y con todo y ello, es probable que ciertos tramos debamos completarlos a pie. Eso se traduce en que es poco eficiente, en especial, si ello pone en riesgo un negocio o un pendiente de envergadura.

En cambio, los servicios de taxis, aparentemente pueden verse  como muy caros, pero resulta una opción eficiente, que nos llevará sin los inconvenientes mencionados, y nos permitirá ahorrar un valioso tiempo. Combinando esta opción con las facilidades tecnológicas, dan como resultado el uso de la siguiente web telefonosdetaxis.