La importancia de la climatizacion en un coche

desguacesgranada.com

No hace tanto que me he comprado un coche y lo primero que hice fue enseñárselo a mi abuelo, es un amante de los coches no he conocido nunca una persona que le gusten tanto como a él y la verdad que no dude ni un minuto el llevarlo a dar un paseo para que pudiera disfrutarlo durante un rato. El ya no conduce la falta de reflejos y el Parkinson hicieron que dejara los mando de los vehículos mucho antes de lo que le hubiera gustado, por eso sé la ilusión que le iba hacer el hecho de pasear un rato conmigo. La verdad que él se fija en todo yo cuando fui a comprarlo en lo primero que me fijé fue en lo bonito que era por fuera y después en los extras que llevaba más que en los caballos o en lo que pudiera o no correr, pero una persona a la que le gustan tanto se fija en otras cosas quizá mucho más importantes y que una mujer siempre pasa por alto.

Me llamó la atención cuando se subió y me dijo ¡hay que ver lo que han cambiado los coches desde que yo era joven! Claro yo lo miré y le dije no será para tanto abuelo, quizás los modelos que son más modernos eso sí pero lo demás es todo lo mismo. Parece que el mismo diablo se le metiera dentro y con voz altanera y profunda me dijo ¡no te lo crees ni tú! ¡Cómo vas a comparar los coches de antes con los de ahora, esos estaban hechos de mejor material, con piezas casi irrompibles y de mayor durabilidad! ¡Ahora los coches con de pitiminí que enseguida empiezan a salirles averías! Es como la climatización de un coche (me decía) apenas se le presta atención solo para calentarnos o refrescarnos sin darnos cuenta que forma parte de nuestra seguridad que lejos de ser un lujo se ha convertido en una necesidad.

La verdad que yo no me atrevía ni articular palabra como no entiendo mucho supongo que llevaba razón, el dice que ahora todo lo solucionamos con acudir a un desguace y buscar las piezas de segunda mano, claro como tenéis a mano a desguacesgranada la verdad que cuando se pone así no le hago mucho caso porque se encierra en su mundo y le pasa como a los amantes del futbol que no ven mucho más allá de sus argumentos y si no lo dejas tienes hasta que discutir.